Ocho años le tomó a Lucía Gaja la realización de Batallas íntimas desde que concibió la idea de hacer un documental sobre la violencia doméstica hasta ahora que lo ha presentado en el Festival de Morelia. Fue un largo viaje, metafórico y literal, pues para demostrar que el gravísimo problema que sufren las mujeres de forma física y emocional por parte de sus parejas no tiene que ver con nivel educativo y social, ni con nacionalidades, ni razas ni religiones, decidió mostrar cinco casos concretos de víctimas en México, India, España, Estados Unidos y Finlandia. El tiempo y el kilometraje invertido le han redituado en un trabajo que es rico en imágenes (además muy bellas), también en sonidos, y que es profundo en la exploración que hace sobre los rasgos compartidos del brutal comportamiento que tuvieron los respectivos hombres con quienes ellas se casaron, tuvieron hijos y durante muchos años vivieron, durmieron y padecieron tremendamente. Condensar todo el material recabado durante tanto tiempo, darle sentido dramático (más allá del abrumador drama que de por sí ha sido la vida de estas mujeres), congruencia narrativa y evitar que dentro de la intención coral no quedara corta, o débil, o desequilibrada alguna de las voces que presenta, es un triunfo del trabajo de montaje de la propia Lucía, Francisco Rivera y Mariana Rodríguez. Y, además, la directora vuelve a hacer gala de su tacto, sensibilidad y juicio para ir desenvolviendo con delicadeza los traumáticos relatos, en este caso- de mujeres que tienen nombre, apellidos y rostros, que viven en la Ciudad de México, en Sevilla, en Nueva York, Nueva Dehli y Helsinki, pero que bien pueden ser millones de otras, en otros sitios, con otro físico, nombres distintos, pero que sufren agresiones muy similares si no es que idénticas, todas al interior del espacio que se debería pensar como el más seguro: el interior de sus propios hogares. Lucía guarda en todo momento respeto por el dolor que las mujeres cargan –que de cualquier forma comparten verbalmente porque el silencio que guardaron durante tanto tiempo se convirtió en aliado de sus agresores-, y su enfoque se centra en el laborioso rescate de la autoestima que tenían perdida y que de modo gradual han ido recuperando a partir del crucial momento en que con valentía decidieron huir; decisión que le salvó la dignidad e, incluso, también la vida. Desde esa óptica, Lucía examina con minucia los resortes que permiten que en pleno 2016 sigan ocurriendo estas tragedias, generalmente sustentados en cuestiones como la educación (la falta de ella) y patrones sociales y familiares heredados, arraigados y constantemente reforzados a través de todo tipo de información, en particular la que proviene de los medio. Batallas íntimas es un testimonio imprescindible, formidable, para hombres y mujeres y jóvenes de ambos sexos, que permite entender no sólo lo cercanos que casos así pueden estar de cualquiera, sino lo impostergable que resulta prestar la atención que exige un problema que no debe existir más.
 
Alfonso Flores-Durón
 
Ver nota completa

Comments (0)

Leave a reply

Should you ever have a question, please dont hesitate to send a message or reach out on our social media.
More News
_dsc0834
  • 29 Oct 2016
  • 0
MORELIA, MICH.- Justo cuando los feminicidios aumentan no sólo en México sino en el resto del mundo, la cineasta Lucía Gajá saca a la luz...
4-captura-de-pantalla-2014-04-28-a-las-15-57-28
  • 25 Oct 2016
  • 0
Batallas Íntimas es un documental que retrata la violencia de género, doméstica y de pareja desde la perspectiva de las mujeres, víctimas de un sistema...
captura-de-pantalla-2016-11-28-a-las-12-17-00-p-m
  • 20 Ago 2016
  • 0
“Batallas intimas”, documental sobre la violencia doméstica en el mundo   La propuesta de la cineasta Lucía Gajá, aborda la historia desde diferentes personajes en...